Calle Mayor (Juan Antonio Bardem, 1956) VER ÍNDICE

Moderador: mifune

Re: Calle Mayor (Juan Antonio Bardem, 1956) BDRip 720p VOSE-SI

Notapor Super8 » 21 Oct 2017, 14:13

No recuerdo si esto lo he compartido aquí alguna vez. Bueno, pues ahí va para la memoria histórica y para una sensible interpretación de la película - Betsy Blair habla de Calle Mayor:

Mira en youtube.com


En la introducción al libro ‘Calle Mayor’… cincuenta años después (ed. de Roberto Cueto. – Valencia, Ediciones de la Filmoteca ; Instituto Valencià de Cinematografía Ricardo Muñoz Suay, 2006) se puede leer: “'Calle Mayor’ (1956) es un título clave en nuestro cine tanto por razones cinematográficas como históricas. No sólo se atrevió a reflejar la ‘España eterna’ con una mirada crítica y desafiante, sino que supo empaparse de las enseñanzas de un cine europeo que, fuera de nuestras fronteras, también aspiraba a retratar los síntomas de unas sociedades fosilizadas y condenadas a callejones sin salida. Su grandeza consiste en ser tan local y universal al mismo tiempo, en retratar con precisión realista los ritmos y latidos macilentos de una ciudad de la España franquista y en poner sobre el tapete cuestiones morales capaces de trascender una simple anécdota provinciana.” Uno de los trabajos reunidos en el libro, de Juan Antonio Ríos Carratalá, comenta el proyecto de una continuación de Calle Mayor:

En sus memorias, Juan Antonio Bardem explica que el proyecto de ‘Regreso a Calle Mayor’ surgió en 1986 con motivo de una proyección pública organizada por Fernando Méndez Leite y que reunió en Madrid a los intérpretes todavía vivos. En esas mismas memorias, finalizadas en agosto de 2001, manifiesta su empeño de sacar adelante la película, para la que pidió financiación en repetidas ocasiones y en público. Fue comentada su intervención cuando recogió el Goya a su carrera cinematográfica: “Por cierto, ¿hay en la sala algún productor?”.

… combina el recuerdo de la película original –aproximadamente, ocupa la mitad del hipotético metraje- con una encuesta realizada por una joven licenciada en Ciencias de la Información, Rosa, que pretende escribir su tesis doctoral: “Mi investigación consiste en saber qué ha sido de esa pequeña ciudad de provincias en estos últimos cuarenta y cuatro años…”.



… De acuerdo con la continuidad imaginada por Juan Antonio Bardem, Isabel escapó de la soledad y hasta de la muerte gracias a los niños, que acogía en una casa convertida en una especie de jardín de infancia. Con ellos se ganó la vida quien no estaba preparada para una actividad laboral, cobró fuerzas para resistir y hasta, poco a poco, se transformó en una mujer consciente y solidaria, capaz de ayudar a otras maltratadas en un apunte que revela, de manera harto explícita, la mano del guionista: “Sobreviví por los niños y gracias a ellos también perdí el miedo a vivir. Ellos me hicieron darme cuenta de que mi dolor no era especial y único. Hay muchas mujeres que sufren, y no por una broma…”. Isabel no volvió a enamorarse. Era un sentimiento asociado a una experiencia demasiado amarga, pero tomó conciencia de la realidad, el proceso clave en tantos otros protagonistas de las películas de Juan Antonio Bardem.

Las imágenes finales de ‘Calle Mayor’ ya sugerían esa transformación, al menos en lo fundamental. Nos importa poco, en mi opinión, la concreción a la hora de imaginar el futuro de la protagonista. Basta con observarla mientras camina con paso firme, bajo la lluvia y por en medio de la calle. Su rostro ha perdido la sonrisa capaz de iluminar toda la pantalla, la sonrisa que evocaba un primer encuentro con Juan en el cine mientras estaba tumbada en la cama y metafóricamente juntaba las entradas de aquella sesión. También han quedado atrás la dulzura y la ingenuidad de quien hasta entonces se había limitado a esperar. Isabel se ha endurecido y, mirándola, sabemos que nunca volverá a la inocencia que la convirtió en víctima de los burladores. El trabajo con los niños en la guardería, los movimientos feministas a los que se suma con la llegada de la democracia, su fugaz y ya tardío descubrimiento de la sexualidad durante un viaje a Madrid… son detalles secundarios. Isabel, como personaje, terminó tras la ventana, con la mirada fija e impenetrable, en un día lluvioso cuyo lento transcurrir estaba marcado por las campanas de la catedral.

“No salí de casa en muchísimo tiempo. Tenía miedo de la gente, de todo el mundo. Esperaba”. Así lo recuerda una anciana Isabel que todavía imaginamos delgada y discreta, pero los espectadores ya sabíamos que esa espera implicaba una posible evolución gracias a la toma de conciencia de la realidad…

La feliz longevidad de Manuel Aleixandre permite a Juan Antonio Bardem imaginar la siguiente entrevista realizada por Rosa… Su personaje, Manolito, ahora vive en un asilo, entre piropos a las enfermeras y la conformidad de quien no se siente molesto por su pasado. Si Carlos Arniches creó un ingenioso Guasa Club en ‘La señorita de Trévelez’, el director de ‘Calle Mayor’ lo transformó en un grupo violento, machista e incluso cruel en su desden por los sentimientos de sus víctimas. Esos rasgos permanecen y hasta se exageran en los retratos de Manolito y Pepe el Calvo, convertidos en ancianos incapaces de reconocer la crueldad de un episodio que marcó las vidas de Isabel y el propio Juan: “La Isabel esa era una gilipollas, una estrecha, una beata y nunca más volví a verla. ¿Sentirlo? ¿Por qué? Si acaso lo sentí por Juanito, que era amigo mío y luego desapareció. Por mí, ¡qué la jodan!”, afirma el personaje de Manuel Aleixandre… Su violento fondo de señorito, aquel que le llevaba a golpear una y otra vez la pianola de Madame Pepita, emerge de nuevo. “La broma salió bien y ella se lo merecía. ¿Por qué? Pues porque sí. ¿No tengo razón?”… No ha evolucionado, ni siquiera por simples razones biológicas.

Juan Antonio Bardem rechaza esa posibilidad en unos personajes cuya adscripción social e ideológica, sabiamente apuntada en ‘Calle Mayor’ con unos bien seleccionados rasgos, se hace más explícita en su frustrada continuación. Ya sabíamos que eran unos señoritos bien situados en los centros de poder de la ciudad provinciana, también representativos del Movimiento y de las fuerzas vivas, capaces de reaccionar violentamente al menor atisbo de oposición a sus caprichosos designios. Confirmar con rotundidad innecesaria lo apuntado con tanta inteligencia creativa es una forma de redundancia que, en mi opinión, empobrece a los propios personajes… Tal vez tuviera razón Juan Antonio Bardem al imaginarlos incapaces de cualquier evolución, que podría ser considerada como una quimera fruto de un bienintencionado idealismo que le repugnaba. De acuerdo, pero lo obvio de la opción contraria apenas estimula nuestra atención


Considero que la participación de Betsy Blair en la película resultó fundamental. Se ha discutido mucho sobre si era adecuado o no que una yanqui interpretase al personaje principal de la película. Para mí, en principio no era adecuado, pero en la práctica sí lo fue; la actriz que protagonizó el estreno de ‘El zoo de cristal’, de Tennessee Williams, fue la persona adecuada para la película adecuada en el momento adecuado, y sus rupturas con el estereotipo de solterona provinciana, temidas al parecer por el propio Bardem cuando la veía "demasiado guapa", contribuyeron a humanizar la película –es curioso ver cómo, comentando ‘Calle Mayor’, a muchas personas (principalmente espermatozoides) se les escapa que confunden tácitamente soltería femenina con frigidez y/o con estupidez-.

Aun así, parece que la propia Betsy Blair se planteó el problema con admirable ecuanimidad. Comentando el proyecto de continuación, dijo Blair –según se recoje en ‘Calle Mayor…cincuenta años después’: "Cuando vine a Madrid por el trigésimo aniversario de Calle Mayor, le hacían un homenaje a Bardem, y éste me comentó su intención de realizar una secuela de la película. A mí me entusiasmó la idea, aunque yo entonces vivía en Londres, me había hecho logopeda… Intercambiamos ideas, Bardem incluso me envió unas páginas de un posible guión para la película y finalmente, por desgracia, aquello no salió adelante. Lo lamenté de veras, lo recuerdo. Y, mucho tiempo después, me encontré con un programa de cortos españoles en la televisión, pues desde la muerte de Karel suelo verla a altas horas de la madrugada, que es cuando pasan buenas películas extranjeras. Uno de los cortos era estupendo, el chico era maravilloso y la actriz, fenomenal. Ella podía ser una Isabel a los setenta años. Llamé a la emisora para preguntar el título del cortometraje, pero eran las seis de la mañana y entonces no pude conseguir más información. Ahora me han dicho aquí cómo se llama el corto: "La primera vez" [dirigido por Borja Cobeaga en 2001 y protagonizado por Mariví Bilbao y Aitor Beltrán]. La idea de ese corto me parece, por cierto, mucho mejor que aquellas otras que Bardem y yo habíamos barajado" -las negritas son mías-.

El texto completo de la apasionante intervención de Betsy Blair de la que forma parte la anterior cita se puede consultar en Scribd; el guión de ‘Regreso a Calle Mayor’ está disponible en la Biblioteca Virtual 'Miguel de Cervantes'.
Avatar de Usuario
Super8
 
Mensajes: 212
Temas: 22
Registrado: 26 Nov 2012, 09:15

Anterior

Volver a Largos Clásicos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot], PREACHER y 3 invitados