'Happy birthday', Kate

Aniversarios, Homenajes, ¿Te acuerdas de Elvis cuando movió la pelvis?

'Happy birthday', Kate

Notapor locotus » Sab May 12, 2007 2:18 pm

Publicado en El País:

En Me (1991, publicado en España con el título Yo misma, historias de mi vida), Katharine Hepburn (1907-2003), que exactamente hoy cumpliría 100 años, pregunta quién es a una voz interior que le ha dictado lo que debe y no debe hacer a lo largo de su vida. "¿Quién soy yo?", responde la eterna acompañante. "Bueno, yo soy yo, lo que se llama el poder en la sombra... Tu carácter. ¿No la llaman así?... Yo gobierno esa nave que tú eres. Estás envejeciendo y quizá no me resulta tan fácil venderte como antes". Y ese "poder en la sombra", esa voz interior, ese otro yo de Katharine Hepburn (o su verdadero yo, su esencia) es lo que intenta descubrir William J. Mann en el recién aparecido libro Kate, el lado oscuro de Kate Hepburn (T&B Editores, Madrid, 2007).



http://www.elpais.com/articulo/cultura/Happy/birthday/Kate/elpepucul/20070512elpepicul_3/Tes
¿Zorrilla?: “Los muertos que vos matáis gozan de buena salud”.
Avatar de Usuario
locotus
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1350
Registrado: Mié Feb 15, 2006 3:14 pm
Ubicación: Adelante... Houston

Notapor acg110080 » Sab May 12, 2007 2:53 pm

Sigue viva para muchos:

Imagen
Imagen
Imagen
"¿Existe algún crimen mayor que el de instruir de forma deliberada y errónea al público acerca de la ciencia, el de engañarlo deliberadamente, el de defraudarlo y el de alimentar y estimular su ignorancia?" (Isaac Asimov)
Avatar de Usuario
acg110080
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 3726
Registrado: Vie Ago 19, 2005 6:40 pm
Ubicación: "Yo soy un hombre de gustos sencillos: siempre me conformo con lo mejor." Oscar Wilde

Notapor jesloser » Sab May 12, 2007 3:33 pm

Me adhiero a este recordatorio de Katharine Hepburn y a ese erotismo "tan diferente" del resto de las estrellas glamourosas de la época, con este artículo publicado en abc.

Retrato de mujer con tigre al fondo
11-5-2007 02:50:40
POR MONTERO GLEZ
Sin duda alguna, la lindeza de esta mujer residía en su esqueleto. Sólo fijarse en los pómulos gatunos y más abajo aún, en las piernas que pocas veces enseña y que siempre propone, para darnos cuenta de que la belleza es cuestión de huesos. Aunque en su caso todo lo demás sobra, por lo que sigue a sus muslos cabe apuntar que Katharine Hepburn era de nalga respingona y lechosa, es decir, de un matiz que escapa del sol cuando pica demasiado. Por lo que respecta a su boca, señalar que la tenía bien dotada y fácil de suponer. Era como si, por un calculado descuido, siempre estuviera goteante de mermelada y nata montada. Este detalle, sumado a la morbidez pecosa del arranque de sus senos, trae por consecuencia a una mujer deseable por los más exigentes, los mismos que acomodan el vicio a la butaca cuando empieza la película.
No hay entradas
Hace cien años, un día tal que mañana, Katharine Hepburn llegó al mundo por cuenta de una madre sufragista y de un padre especializado en gonorreas y demás miseria erótica. Aunque nacida pelirroja, desde muy chica se comportó como si fuese una morena. Los que la conocieron de cerca coinciden en que se desenvolvía con cierta frescura cuando el peligro acechaba a la orilla de sus faldas. Y que sólo tenía ojos -dos y muy claros- para un tal Spencer Tracy. Piernas también tenía dos y que ya se citaron junto con el reverendo como concluyente de ambas, aunque no se hiciera alusión a la obscena rodilla que, siempre que el guión lo permitía, punteaba sus largas faldas. Por seguir con lo mismo, recordar que sus primeras películas fueron un fracaso de taquilla y que sólo compró entradas una selecta minoría. Los más exigentes, los que siempre disfrutaron con esta hembra de hueso largo, gastaron pupila en la placentera misión de colar al cerebro todo el tuétano que permite la oscuridad de la sala. Y así pasaron los años. Y así hasta que llegó el día en que por unanimidad todos terminaron con el brazo en cabestrillo, colgando en cada nueva película de la actriz el cartel del No hay entradas. Los que llegamos tarde a las salas del noble vicio, recordaremos a Katharine Hepburn como actriz esculpida a hierro y fuego por el cincel del mismísimo diablo. Una hembra de punta de lanza que, en el fondo, andaba buscando lo que todas. Que alguien le alegrara los huesos con la rumba esa que dice: tú lo que quieres es que te coma el tigre, que te coma el tigre, tus carnes pecosas. Y en ese plan.

Saludos
"La casualidad es la gran maestra de todas las cosas. La necesidad viene luego. No tiene la misma pureza" Luis Buñuel "En el vacío del amor/en un tiempo lunar lívido y frío/nace la envidia" José Ángel Valente
Avatar de Usuario
jesloser
Gran Productor
Gran Productor
 
Mensajes: 745
Registrado: Sab Ago 12, 2006 7:07 pm


Volver a Café Nostalgia

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron